Imagen

Si tienes tecnología apuesta por las personas.

APUESTA PERSONAS

Hablando con un amigo me comentó que para él solo se debe valorar una retribución variable por datos objetivos, a lo que yo añadí, “se puede medir todo”… Un tercero que estaba presente nos indicó que somos buenistas porque convivimos con nuestros colaboradores, así que no somos objetivos en las valoraciones. Se me quedó cara de emoticono con ojos grandes … Normal que no seamos objetivos, nada es objetivo en la gestión de equipos.

Ante estas tres afirmaciones, he intentado pensar y sacar algo de provecho de ello, y mi reflexión siempre es la misma… Vuélcate en las personas y ellas se volcarán en tu negocio.

Hoy en día está muy en voga realizar una ordenación de los procesos comerciales, midiendo absolutamente todo. Sin embargo, como director de personas que realizan gestiones para tu empresa… ¿Mides la satisfacción de tus colaboradores?.¿Cómo puedes mejorarla y que se comprometan?.Al igual que planificas las acciones comerciales, ¿Planificas tus impactos positivos con tus colaboradores?. Yo creo que no todo el mundo lo hace.

Ahí está tu valor, ahí, en sacar lo mejor de ellos, por su bien, por el tuyo y por el de la empresa… Y eso no se consigue solo con la microgestión basada en los datos, se consigue con la cercanía, la empatía y el compromiso hacia tus colaboradores. Después, puedes y debes apoyarte en datos para hacer un seguimiento del negocio…

Lo más difícil es mantener el nivel de intensidad suficiente y óptimo en tu equipo. Este nivel de intensidad se consigue de forma más natural con refuerzo positivo, creando ilusiones, pequeñas metas que conseguir, celebrando cada pequeño éxito.

Apuesto por un seguimiento de la productividad ex-post, en la cual el profesional lo reciba todo, sin sacrificios administrativos, con un seguimiento mensual.

Apuesto por una gestión emocional diaria, cuidando a tus colaboradores, exigente en el esfuerzo, solicitando la creación de soluciones, facilitando la cooperación.

Apuesto por las personas.

Un abrazo y hasta la próxima.